Un poco de mi

Números y cuentas

miércoles, noviembre 16, 2011

numeros y cuentas
Ya estoy al limite desde hace rato, según mis cálculos, debería estar durmiendo hace mas de una hora, tomando en cuenta que mi despertador jamás se queda dormido y que como todas las mañanas, comenzara a cantar justo a las 6. 

Pero hay otros números que siguen dando vueltas por mi mente. Faltan dos días para el fin de semana, dos meses para navidad, nueve años y un poquito para la próxima década. Y seguramente, como en mi caso, hay ciertos números dando vueltas por tu mente de manera indefinida. 

El límite de crédito intermitente en tu memoria, las cuotas faltantes correspondientes al último préstamo y la fecha de corte de los servicios te mantienen a raya cada vez que llega el fin de mes. Y después de todo concluyes como siempre: es mejor esperar a ver cuánto queda. 

Cuentas y no paras de contar, es que finalmente es una práctica inevitable y que crece como el pasto en la humedad. 

Pero cuántas cosas hay que por mas que queramos no podemos contar una a una, y que a su vez cada una de ellas determinan nuestra vida a diario. Los latidos del corazón, por ejemplo. Te imaginas por un momento que un día te levantes, te sientes en a la orilla de tu cama y comiences, 1,2,3,4,5… ¿hasta cuándo podrás llegar contando fielmente un latido tras otro? mejor ni hacerlo, no vaya a ser que nos dé por ahorrar los latidos en caso de que nos hagan falta para el día siguiente. 

La vida transcurre mientras seguimos calculando lo que tendremos o haremos para mañana, quién ha visto el mañana, no lo se. Solo se que Aquel que está al tanto del numero de mis cabellos, ha contado los días de mi vida y para todos me asegura una nueva bendición. 

Así si quiero vivir para contarlo! Buena Noche!!

Otras que te Gustarán

4 comentarios

  1. Cuenta lo q realmente vale contar, q lindo este texto Angi!

    ResponderEliminar
  2. Las cuentas sólo suman en ocasiones tristezas , restan momentos de calidad en el compartir diario. Multiplican los dolores de cabeza y Lo que es peor dividen a familias enteras. Por favor paren todo Lo que se quiere debajo del cielo tiene Su hora.

    ResponderEliminar
  3. 1,2,3,4....
    100,101,102,...

    Las bendiciones de Dios tampoco se pueden contar, son muchas.
    Y cada mañana comienza la cuenta nuevamente!!!

    ResponderEliminar

SUSCRIBETE

Entregado por FeedBurner

Sociales